CECyTE Chiapas apuesta a la formación académica de calidad de sus jóvenes


<p>nota 3</p>

Con la finalidad de otorgar a sus estudiantes mayores oportunidades de formación y especialización de recursos humanos, Investigaciones conjuntas y Desarrollo tecnológico y académico, el Colegio de Estudios Científicos y Tecnológicos del Estado de Chiapas, representado por Sandro Hernández Piñón firmó un convenio de colaboración académica, científica y tecnológica con Apolinar Pérez López, Director del Instituto Tecnológico de Frontera Comalapa. Hernández Piñón, resaltó que el interés mutó entre ambas instituciones es la búsqueda de la calidad de la educación, la equidad y la pertenencia, gracias al respaldo de Rutilio Escandón Cadenas, gobernador del estado, para quien la educación es una prioridad. Desatacó que el CECyTE Chiapas trabaja para la formación académica de calidad de los jóvenes, por eso la importancia de asesorar y coordinar a estudiantes y pasantes, para desarrollar su servicio social y/o residencias profesionales en las instalaciones del IT Frontera Comalapa, que conllevará a la formación de profesionalistas más capacitados. en su intervención, Pérez López a través del acuerdo se intercambiar información científica, técnica, estadística, que permita la realización de estudios o investigaciones en materias de interés mutuo que faciliten los intercambios académicos y de estudiantes. Esta vinculación brinda la posibilidad de que ambas instituciones, la cual permitan conseguir el máximo desarrollo en la formación y especialización de recursos humanos; investigaciones conjuntas; desarrollo tecnológico y académico; intercambio de información; así como asesoría técnica o académica y publicaciones. Ambas Instituciones se comprometieron a brinda la posibilidad de ampliar el campo de acción del servicio de orientación a través del apoyo y compromiso, desarrollando proyectos innovadores que propicien la eliminación de barreras para el aprendizaje y la participación recalcó. El presente instrumento empezará a surtir sus efectos a partir de la fecha de su firma y tendrá una vigencia de cinco años efectivos, pudiendo prorrogarse por periodos iguales, si ambas instituciones lo desean, y mediante la suscripción del instrumento jurídico respectivo.